Archives

All posts for the month febrero, 2016

A ver si me podéis ayudar

Duda existencial acerca de si es más interesante para vosotros que os presentemos el coche tal cual entra a la casa de renting al entregarlo su anterior dueño o por el contrario es mejor que le demos una buena limpieza industrial y le quitemos esos pequeños arañazos que suelen aparecer en las fotos

Hay gente a la que la presentación “sucia” le gusta más pues denota que no se trata de ningún engaño ni de ninguna artimaña para presentar el coche diferente de como en realidad está. En el fondo se trata de huir del típico tópico del compra venta tradicional que te presenta cualquier cosa reluciente, no importa el desastre que vaya por dentro. Por eso, “ya me encargo yo de limpiar y arreglar y encárgate tú de darme el mejor precio posible”, no es un principio descabellado

Por contra, la presentación “limpia” anima a todos aquellos que prefieren que su experiencia de compra sea lo más próxima a la de un coche nuevo y por tanto lo quieren inmaculado por dentro y por fuera. Tampoco les falta razón. Somos todos humanos y lo reluciente, gusta

Como kilómetros reales no es como cualquier web de compra venta de coches usados dado que el perfil de nuestro usuario no lo es, me puedes ayudar a decidir qué presentación prefieres?

En cualquier caso ten por seguro que te escucharemos y no importa cuál sea la opción que tú prefieras, te la podremos dar bajo demanda

Este fin de semana he estado probando un 530d que me ha parecido una pasada por cuándo y cómo corría

Lo voy a comparar con un Passat CC que últimamente uso para trabajar. Los dos son automáticos y me van a permitir comparar tracción trasera y delantera

Para meter a la tracción cuatro en el ajo, voy a tirar de recuerdos de mi viejo 530i xDrive y mi anterior XC 70 de Volvo

Empecemos por el más reciente, el 530d. Con semejante caballería y par he podido hacer que la zaga se moviera incluso a 120 por hora. El coche es un misil. Un colega que venía de conducir un Carrera 4s antiguo no se lo podía creer. Aunque el control de estabilidad (cuando lo llevaba puesto) corregía esta situación de inmediato, la verdad es que el coche daba respeto. Estamos hablando de hacerle perrerías con el gas, insisto.

Ahí es cuando entra el recuerdo de mi 530i xDrive viejo, y la magia que recuerdo de su increíble tracción cuatro cuando entrabas en una rotonda mojada y en cuesta y le hacías esas mismas perrerías. El coche no se movía. De manera antinatural repartía par a la rueda que pudiera tirar y la efectividad en la conducción era absoluta. Bravo por la tracción cuatro de BMW que en su momento no fui capaz de apreciar en todo su potencial

Respecto de la tracción cuatro del Volvo, decir que no me gustó ni medio parecido a la del BMW. El coche es un tracción delantera que cuando necesita activa la trasera pero se siente absolutamente subvirador, defecto que motivó mi cambio de coche en su momento. El coche no toleraba las perrerías de las que hablaba anteriormente ni de lejos como las toleran los BMW y era infinitamente menos divertido y eficaz. Eso sí, con un palmo de nieve en el parking de mi estación de esquí preferida, sí que le saque unos buenos ratos

Y le llega el turno al Volkswagen. La gente dice que los tracción delantera son más fáciles de conducir, y puede ser, pero como lo lleves un poco rápido, a mí por lo menos me da la sensación de que son menos seguros. Y es que el paso por curva se siente totalmente diferente. Mientras que con la trasera apuntas y controlas con el gas de una manera deliciosa, con el delantera las correcciones son continuas. No puede ser de otra manera cuando el eje delantero soporta tanto tracción como dirección. Muy malos tenían que ser los ingenieros de los coches de tracción trasera para que no aprovecharán esta ventaja